Sobre Brooke

Brooke Lierman se presenta como candidata demócrata a la posición de Delegada Estatal del distrito 46 º de Maryland. Brooke, abogada con un larga trayectoria especializada en derechos civiles, vive con su esposo y su hijo pequeño en Fell’s Point, comunidad en la que es una persona activa.

Brooke aprendió la importancia del servicio público a edad temprana. ¡Según sus padres la única vocación más alta que el servicio público era el sacerdocio! Ella creció en Washington D.C. donde asistió a la escuela parroquial católica hasta el octavo grado. En 1991, su familia se mudó al condado de Montgomery, donde se graduó en Walt Whitman High School. Uno de los momentos que con más cariño recuerda de aquella época fue el día en el que su padre, haciéndole perder unas horas de clase, la llevó a ver, por primera vez en la historia, un partido en Camden Yards.  ¡Todavía se acuerda como si fuera hoy cuando estaba sentada en las gradas con su uniforme de la escuela católica animando a los Orioles!

Una organizadora con experiencia

Después de graduarse de Dartmouth College, Brooke trabajó durante varios años por el cambio en organizaciones de base local. Fue voluntaria de AmeriCorps VISTA, en concreto del programa DREAM, un programa de mentores que conecta estudiantes universitarios y niños que viven en viviendas de protección oficial (este programa ha tenido un profundo efecto positivo y sostenido en la vida de los niños de bajos ingresos a los que sirve). Hoy día, Brooke todavía se mantiene en contacto con los niños con los que trabajó y cree firmemente en la utilidad y eficacia de los buenos programas de mentores.

En el ámbito político, Brooke también trabajó como organizadora de la campaña del 2002 al Senado de Paul Wellstone y en las campañas presidenciales de Howard Dean y Kerry-Edwards. A través de estas campañas, aprendió sobre la importancia de trabajar con los ciudadanos a nivel local para organizar un cambio sistemático y profundo.

Una abogada para los Trabajadores

Brooke fue a la Facultad de Derecho para aprender y, a su vez, ayudar a otras personas para que hagan frente de forma autónoma a situaciones adversas en las que se pudieran encontrar; así mismo, Brooke lucha para erradicar la injusticia con una atención individualizada. Mientras estudiaba en la Facultad de Leyes, Brooke representó a clientes que necesitaban mejores viviendas como parte de Legal Aid Fair Housing Clinic. Después de graduarse, regresó a Maryland donde llevó a cabo una pasantía en la Corte Federal de Estados Unidos en el Distrito de Baltimore.

Hoy día Brooke trabaja como abogada de derechos civiles en la oficina de abogados Brown y Goldstein Levy LLP de Baltimore donde representa a una amplia variedad de clientes, desde trabajadores a los que se les ha negado injustamente el salario hasta a ciudadanos con discapacidades que luchan por un acceso equitativo a servicios públicos y una educación inclusiva. También ha representado y ha trabajado con organizaciones como Baltimore Neighborhoods, Inc., National Federation of the Blind y el United Workers.

Una Defensora para las Comunidades

Brooke trabaja continuamente con asociaciones de vecinos de la ciudad que luchan para que sus calles sean más seguras, más limpias y más verdes.

Brooke ha trabajado como abogada de forma gratuita para varias asociaciones de la comunidad y ha presentado demandas a su favor en el Baltimore City Liquor Board.  Gracias a su trabajo se han cerrado establecimientos problemáticos que violaban reiteradamente sus licencias de venta de bebidas alcohólicas y degradaban la calidad de vida de las áreas adyacentes. En el 2012, representó con éxito a una comunidad del Sureste de Baltimore frente a la Baltimore Board of Liquor License Commissioners para cerrar un bar que los vecinos habían intentado cerrar durante varios años – ésta fue una de las pocas revocaciones de licencia otorgadas por el Liquor Board.

Brooke es también un miembro del comité ejecutivo de la Fell’s Point Residents Association donde ha liderado el trabajo para disminuir y luchar contra la creciente deforestación de Fell’s Point y de barrios circundantes. También participa en la junta directiva de la Citizens Planning & Housing Association, una organización ciudadana dedicada a capacitar a los ciudadanos y grupos de la comunidad para llevar a cabo cambios desde la base local.

Luchando por las Familias de Baltimore

Brooke trabaja y vive con su familia en el distrito 46 º de Baltimore. En diciembre del 2012 Brooke y su marido, Eben Hansel, tuvieron su primer hijo, Teddy, al que esperan educar en las escuelas públicas de Baltimore City.

En definitiva, Brooke ha decidido dedicarse a la ciudad de Baltimore bien sea para asegurar que los parques sean verdes y cuidados o para garantizar que nuestra ciudad sea accesible, segura y limpia. Quiere que la ciudad sea un lugar adecuado para familias y lucha con pasión para que Baltimore se convierta en una Ciudad más segura, más limpia, más verde, y más habitable para todas las familias.